Casas neolíticas en Inglaterra: Un vistazo al pasado prehistórico

En el sur de Inglaterra, se han desenterrado cuatro casas neolíticas en la cantera de Kingsmead, que datan del año 3700 a.C. Estas casas, sin precedentes en cualquier otro lugar de Inglaterra, desafían nuestro conocimiento sobre la población que vivió hace más de 5.700 años. El descubrimiento de estas casas nos brinda la oportunidad de conocer cómo se asentaron y desarrollaron en la Gran Bretaña prehistórica.

“El pasado prehistórico se despliega ante nosotros, revelando secretos de una civilización olvidada”

Un vistazo a las casas neolíticas

Las casas neolíticas encontradas en Kingsmead son de forma rectangular, con medidas amplias de 15×7 metros. Dos de ellas fueron construidas con tablas de roble fijadas verticalmente con ayuda de la cimentación, mientras que las otras fueron construidas con palos de madera. Estas construcciones son evidencia de los conocimientos y habilidades de los primeros agricultores de la zona, quienes eran capaces de edificar construcciones significativas.

Aunque solo han quedado las plantas de las casas, se han realizado trabajos experimentales de reconstrucción de edificios prehistóricos para tener una idea de cómo eran. Estos experimentos nos permiten visualizar cómo era la vida en estas casas hace miles de años.

Un vistazo a la vida en el Neolítico

Las casas neolíticas encontradas en Kingsmead han revelado una gran cantidad de información sobre la vida en el Neolítico. Se han encontrado restos de cerámica, puntas de flecha, objetos de sílex, piedras utilizadas para moler granos y restos de alimentos carbonizados. Estos hallazgos confirman cómo se vivía en estas casas y proporcionan una aproximación a su edad.

Leer también:  Los Siete Sabios de Grecia: Descubre su sabiduría ancestral

Además, los estudios realizados sobre la transición de los cazadores-recolectores a agricultores en el Neolítico nos permiten comprender cómo se desarrollaron estas comunidades y cómo se adaptaron a un estilo de vida sedentario. La presencia del río Colne en el área podría haber sido un factor determinante en la elección de este lugar para establecerse.

La importancia de los hallazgos

Estos hallazgos son de gran importancia para ampliar nuestros conocimientos sobre el Neolítico en todo el país y a nivel local. Aportan información valiosa sobre los alrededores del Támesis y Windsor, y nos permiten comprender mejor cómo era la vida en la Gran Bretaña prehistórica.

Las excavaciones en Kingsmead forman parte del programa de CEMEX y se han estado realizando desde 2003. Gracias a estos esfuerzos, podemos adentrarnos en el pasado y descubrir los secretos de una civilización olvidada.

Las casas neolíticas encontradas en Kingsmead, Inglaterra, nos brindan una ventana al pasado prehistórico. Estos hallazgos desafían nuestro conocimiento sobre la población que vivió hace más de 5.700 años y nos permiten comprender cómo se asentaron y desarrollaron en la Gran Bretaña prehistórica. Además, proporcionan valiosa información sobre la vida en el Neolítico y amplían nuestros conocimientos sobre esta época en todo el país y a nivel local. Estos descubrimientos son un recordatorio de la riqueza de la historia que yace bajo nuestros pies y nos invitan a explorar y aprender más sobre nuestras raíces.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.