¿Por qué Rusia es tan grande? Descubre su extensión y su impacto global

Las conquistas e invasiones pueden considerarse situaciones rutinarias en nuestra historia. Son eventos que derivan de la necesidad del ser humano de encontrar nuevas tierras donde habitar de forma segura y que han servido para constituir el mundo tal y como lo conocemos hoy día. Como ocurre con la Tombola online, muchas de estas situaciones vienen marcadas por el azar.

“La historia de Rusia es una historia de expansión y conquista, pero ¿por qué es tan grande? Descubre la respuesta en este artículo.”

La extensión de Rusia: ¿Por qué es tan grande?

Antes de avanzar al Oeste, Rusia se encontraba dividida en numerosos principados que constantemente luchaban entre sí. Sin embargo, en los siglos XV-XVI, Moscú logró unificar los territorios bajo su liderazgo, convirtiéndose en el centro de poder en Rusia.

Finalmente, Rusia terminaría convirtiéndose en un imperio geopolítico. Bajo el control de Iván IV el Terrible, los rusos comenzaron a avanzar hacia tierras de Siberia y el Extremo Oriente, conquistando un vasto territorio que representaría el 77% de su extensión actual.

Resumen de la expansión rusa: mucho territorio y poca población. A pesar de su inmensa extensión, gran parte de Rusia se compone de territorios despoblados debido a su clima extremo, lo que hace que la densidad de población sea muy baja.

El impacto global de Rusia

En la actualidad, Rusia posee un territorio de 17,1 millones de km2, cubriendo el 11% de toda la superficie emergida disponible en el planeta. Esto la convierte en la nación con las mayores reservas energéticas en el mundo, con yacimientos minerales aún sin explotar.

Leer también:  La Santa Faz de Lucca: Descubre la verdadera historia detrás de esta venerada imagen

Respecto a esto, justo ahora que estamos presenciando la incursión del ejército ruso en territorio ucraniano, en una operación militar que ha ocasionado decenas de fallecidos y miles de personas desplazadas e innumerables daños económicos, es buen momento para reflexionar sobre las razones por las que Rusia ha conseguido convertirse en el país con mayor superficie del mundo.

Rusia: Un vistazo informativo

En la actualidad, Rusia es el país más grande del mundo y ocupa la novena posición en la lista de países con más población, representando el 1,90% de la población mundial según Statista. Mantiene una densidad de población de 9 habitantes por cada km2 de territorio, superando por muy poco a Japón, una nación que posee un territorio 45 veces menor.

No obstante, el recorrido para convertirse en una potencia de este nivel ha sido largo. Hasta los siglos XV-XVI, Rusia mantenía constante lucha entre sus numerosos principados, hasta que finalmente Moscú alcanzó el liderazgo tras vencer a todos sus oponentes, asumiendo el control y unificando finalmente los territorios en los que hoy hacen vida los rusos.

Por supuesto, todo lo interesante ocurrió después de esta unificación. Fue entre (1533-1584) bajo el control de Iván IV el Terrible (Iván IV Vasílievich) cuando los rusos comenzaron a avanzar hacia tierras de Siberia y el Extremo Oriente. Los territorios asiáticos conquistados en este periodo se convirtieron en un 77% de su territorio, específicamente luego de la conquista de Siberia.

Con el paso de los años, Moscú mantuvo la tendencia de ir adicionando nuevos territorios orientales de forma constante. Incluso, durante el año 1645 los rusos consiguieron llegar sin mayor esfuerzo hasta las costas del Océano Pacífico. La poca resistencia a la conquista que recibían los ejércitos rusos parece responder a dos factores importantes.

Leer también:  El enigmático Yacimiento de La Xanga en Ibiza

Lo primero sería que las tierras conquistadas, por sus características y clima, siempre fueron zonas poco pobladas, con una densidad de población casi insignificante como para oponer resistencia. En segundo lugar, que la mayor parte de las tribus asentadas en territorio de Siberia no encontraban problemas en anexarse a Rusia.

A los rusos tampoco les interesaba oprimir a las tribus locales, pues de ellas podrían obtener un bien preciado por los europeos, como lo eran las pieles, por lo que esta unión geográfica resultaba beneficiosa para ambos. En algún punto, el imperio ruso alcanzó dimensiones cercanas a 21,8 millones de kilómetros cuadrados, incluso llegando a ser tan grande que resultaba ingobernable.

Esto ocurrió durante la instauración de la Unión Soviética en diciembre de 1922, un Estado Federal de Repúblicas Socialistas, tras la caída del imperio ruso, derrocado durante la Revolución de Octubre. La URSS atravesaría una guerra civil, tendría líderes soviéticos como Lenin y Stalin, hasta llegar a 1991, año donde finalmente se desmoronaría su estructura política.

Tras la caída de la URSS, finalmente Rusia adquirió el aspecto que tiene en la actualidad, con el territorio original terminando dividiéndose en 15 países independientes. Desde la situación privilegiada que le otorga el ser el país geográficamente más extenso, consiguieron asumir una posición de liderazgo a nivel mundial, llegando a convertirse en potencia mundial.

La mayor parte de Rusia, especialmente toda la que correspondería a la parte más septentrional de Siberia y el Extremo Oriente, se trata de territorios despoblados debido a la intensidad del clima que hacen casi imposible que las personas puedan desarrollar una vida normal y con comodidades.

Leer también:  La Antropología: Explorando la Naturaleza Humana y sus Misterios

Comparando la riqueza de Rusia y España

A pesar de la extensión territorial y los recursos naturales abundantes de Rusia, la riqueza del país no se traduce directamente en calidad de vida para su población. Mientras que España, con un territorio mucho más pequeño, tiene una mayor renta per cápita y un índice de desarrollo humano más alto que Rusia.

La economía de Rusia se basa principalmente en la exportación de recursos naturales, como el petróleo, el gas y los minerales, lo que hace que sea muy dependiente de los precios internacionales y vulnerable a las fluctuaciones del mercado.

Por otro lado, España ha diversificado su economía, centrándose en sectores como el turismo, la industria manufacturera y los servicios. Esto ha permitido un crecimiento más estable y un mayor bienestar para la población.

A pesar de las diferencias económicas, ambas naciones tienen una rica historia y cultura que las hacen únicas. La influencia de Rusia en el arte, la literatura y la música es innegable, al igual que el legado y la influencia de España en la historia global.

La extensión de Rusia se debe en gran parte a su historia de expansión y conquista, pero no necesariamente se traduce en prosperidad económica y calidad de vida para su población. Aunque España tiene un territorio mucho más pequeño, ha logrado un mejor desarrollo económico y social a través de una economía diversificada y una mayor estabilidad en los indicadores sociales.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.